NASDAQ: nuevos máximos históricos, ¿euforia, burbuja o tendencia?

El día de ayer, el Nasdaq 100 superó por primera vez en 16 años y 5 meses los máximos históricos nominales de 4816 puntos registrados en marzo del 2000.

Le tomó mucho tiempo al Nasdaq superar la marca de la gran burbuja tecnológica del 2000 que fuera seguido por una caída del 80% entre 2000 y 2002.

Desde el 2002 en una larga recuperación que ni siquiera pudo quebrar la caída de Dow y S&P500 del 2008, el Nasdaq sin prisa y sin pausa ha ido superando escollo tras escollo para dar cuenta ayer del más grande: el de marzo del 2000.

Euforia

El día 15 de agosto del 2016 el Nasdaq 100 cerró en 4827 unidades en nuevos máximos anuales y nuevos máximos históricos. Obviamente estamos viendo en términos nominales, si ajustamos por inflación (si bien la misma es baja en EU) estamos terminando algo que se veía imposible en el 2002 y también luego de lo ocurrido en el 2008.

Pero así son los mercados: se bañan de euforia como al fin de la centuria pasada, de pánicos año 2000 al 2002, para reponerse de la caída del 2008 y hoy estar en niveles nunca vistos en la historia. Los otros indicadores: el Dow y el S&P500 también están en máximos anuales e históricos, pero muy arriba de los del 2000.

En la euforia del 2000 de la tecnología, se había descubierto el ADN las biotecnológicas subían exponencialmente y todo lo que era futuro era mirado con mucho optimismo, euforia típica de burbujas, titulares en el año 2000 que el hombre podría en los próximos años vivir en Marte, viajar a través del tiempo, clonar seres humanos y dinosaurios, eran titulares de revistas tan prestigiosas como TIME.

Empresas como Yahoo, Enron, Microsoft, sumadas a las múltiples de biotecnología, se montaron en una burbuja, el Price earnings de las empresas más importantes del Nasdaq superaron los 100 años, algo increíble pero real, que luego terminó en el gran colapso del 2000 al 2002 donde el Nasdaq 100 bajó desde 4816 a solo 1000 puntos y la caída se llevó a la multifacética Enron a su quiebra, a la que le habían subido la calificación tan solo meses antes de su colapso.

Las burbujas no avisan, uno se da cuenta de las mismas cuando las mismas ya explotaron y si tenemos en cuenta que el mercado baja rápido lo que le cuesta mucho subir, vale por ejemplo mencionar el Nasdaq al que le llevó 13 años recuperar la caída del 2000-al 2002, lo de 2 años. Es decir, prácticamente el mercado está 85% del tiempo subiendo el 10 o 15 bajando pero en ese tiempo el mercado baja con gran fuerza y erosiona las ganancias de un período 4 veces mayor que dura la caída y allí el problema.

Comparación

Si rememoramos caídas veremos que en el Nasdaq la del 2000 al 2002 duró dos años y llevó al mercado a perder un 80 %, la del 2007-2008 el mercado estuvo 18 meses cayendo y perdió 60 % de su valor en EU, en el crash de 1987 el mercado perdió 40 % en sólo tres días en un record sin precedentes de volatilidad en Wall Street. Los que seguimos mercados emergentes estamos más acostumbrados a estos guarismos. México por el tequila cayó 85 % de su valor por el tequila, Argentina por el efecto Tango cayó 85 % de su valor, Rusia lo hizo en 1998 en guarismos similares.

Es decir, de pronto el mercado va subiendo en serrucho o en escalera y le toma varios años, escalón por escalón subir y luego baja por el ascensor casi nunca a planta baja pero erosiona 60-80 por ciento de las ganancias en poco tiempo.

La pregunta aquí es: ¿Si el Nasdaq entró en una euforia como la del 2000 o esta vez es distinto? El cuestionario es capcioso en sí mismo. El ser humano tiende a pensar siempre que no se pueden comparar etapas tan distintas de tecnología de comienzos de esta centuria como las de hoy y que por lo tanto obviamente esta vez es distinto.

En contraposición, nosotros decimos que es exactamente lo mismo y más aún en el sector tecnológico en donde los inversores pagan extrapolando linealmente el crecimiento, los yahoos, Enron, y las biotecnológicas, hoy se reemplazaron por las famosas FANG, Facebook, Amazon, Netflix y Google.

En las últimas semanas luego que Warren Buffet apostara por Apple, esta también parece unirse a la fiesta el gigante de la gran manzana que pelea codo a codo con Google con ser la empresa más capitalizada del mundo.

El Nasdaq viene de 7 siete semanas consecutivas de subida. Sí efectivamente: 7 semanas de cierres positivos, su Price earnings no llega ni cerca a los 100 años del 2000, por lo tanto no creemos que la euforia sea de la dimensión de dicho año. Sin embargo, creemos que los máximos del año 2000 no serán superados sin pasar por la multa que cobran tan importantes resistencias y esto es un ajuste fuerte o caída para luego continuar subiendo.

En el corto plazo es record de inversores pequeños comprando contratos de futuro de Dow Jones Mini, es superior a las cifras registradas en 2007, el 80-90% de los participantes está positivo si lo medimos por el índice CNN, o por el Daily sentiment index, es decir los especuladores están con confianza y comprados, ya se olvidaron de los dos primeros meses terribles de este año enero y febrero y hoy confían que estas rupturas pueden significar

20, 30 y se escuchan hasta 50% más arriba de estos precios.

La volatilidad implícita de las opciones de 30 días que es el Vix tiene un descuento con respecto al de 90 días que es el VXV esto debajo de 80% nos refleja complacencia, la gente está con confianza y en los mercados la confianza y los especuladores pequeños comprados son una peligrosa combinación típica de techos.

Es por ello que la superación del Nasdaq de los máximos del 2000 coloca al Dow y al S&P500 los tres en máximos históricos, evento que no ocurría desde comienzos del 2000. En enero del 2000 el Dow hizo un gran pico o techo y en marzo el S&P500 y el Nasdaq 100 hicieron el suyo y colapsaron entre 50 y 80% dependiendo del índice.

Creemos que los indicadores de sentimiento, unidos a una elección que algunos ven ya definida para Clinton el 9 de noviembre, el riesgo está exactamente del otro lado. Esto es de un gran ajuste, no creemos como la del 2000 al 2002 en el caso del Nasdaq pero un ajuste que puede ser rápido de tres a cinco meses una sacudida como si un olivo se sacude para que caigan las aceitunas y luego la tendencia alcista continuará.

Riesgos

Pero si viene la sacudida se sentirá y muy fuerte. Estamos en un año Fibonacci en donde los cambios de humores son frecuentes, los primeros dos meses del año nadie quería riesgos bursátiles, nadie quería a las materias primas, de febrero a junio, muchos apostaron por riesgo y por materias primas, los commodities ya colocaron sus techos y están ajustando. Creemos que Wall Street se unirá a los mismos en esta segunda parte de agosto, setiembre y octubre, meses que pueden ser muy volátiles, y volatilidad significa ajuste o caída.

Si uno preguntara que es más probable a un año ver 35% arriba de estos precios o 35% debajo de estos precios, en nuestro caso nos inclinaríamos más por el segundo caso que en el primero, mucho más si el guarismo fuera de un 20%. Por lo tanto, extrema cautela es aconsejada y proteger su portafolio para los próximos meses que pueden ser tormentosos, puede ser una sana decisión, siempre es mejor perder una oportunidad que perder dinero de su portafolio. Veamos.