Merval en zona de definición y con grandes expectativas.

aaaaa

Tras un agosto muy flojo comienza septiembre con grandes expectativas para nuestro índice Merval que se encuentra en una importante zona de definición, la cual conlleva a marcar el rumbo de las inversiones y la economía real del país. Nos encontramos en las últimas jornadas intentando superar el máximo histórico realizado el 19 de julio del corriente año, los 16.143 puntos aun sin haber encontrado la suficiente fuerza alcista para realizar dicho quiebre ,pero con gran optimismo por parte de los inversores. Marcábamos en nuestra nota de la semana pasada que nos encontramos en un techo muy importante y que no estaba apareciendo el volumen necesario para lograr la ruptura, y así fue que al testear el techo volvió a caer el miércoles, ayer, con el feriado en los Estados Unidos, que se conmemora el Labor Day, disminuyó aún más el volumen local; sin embargo, sin la participación de EE.UU., Petrobras se carga al hombro el índice y lo sostiene con una mayoría de empresas cotizando en terreno negativo y la petrolera Brasilera realiza movimientos positivos por encima del +2% y apuntala al índice para cerrar el día casi neutro.

Para poder evaluar lo más probable para las próximas semanas con el índice debemos mirar los activos con mayor ponderación que conforman el Merval, y para poder hacer esto el primer papel que debemos analizar es Petrobras que tiene más del 20% de la ponderación del índice y Galicia que tiene arriba del 10%.

Al observar la gráfica de Petrobras podemos ver lo sucedido de enero a la fecha, la impresionante recuperación que tuvo esta empresa que venía de caer desde los 137 pesos por acción y que tocó su mínimo en los 19.30 el 20 de enero y actualmente, cotizando en torno a los 73 pesos por acción, golpeando nuevamente contra un posible techo de una formación encuñada, figura que es de terminación de tendencia, lo que podría marcar el comienzo de una fase correctiva que haga volver a cotizar próximo a los 50 pesos, para los analistas más expertos en el análisis por ondas de Elliott entenderán que nos encontramos en una cuña de onda 5 de un nuevo ciclo, analizando en dólares vemos que aún puede hacer un último máximo hasta los 10 dólares como límite sin desarmar la estructura y una vez completado eso el objetivo que tiene es una caída en torno a los 6 dólares, esto se coincide con una caída en los precios del petróleo que también viene de realizar importantes recuperaciones y que en las últimas ruedas ya comenzó a caer.

Fase correctiva

Por el lado del banco Galicia medido en pesos vemos una estructura similar a la que mencionamos anteriormente, una cuña de terminación de la tendencia en curso y el comienzo de una fase correctiva, basta con mirar un poco el mediano plazo, con un principio de año cotizando en los 31,50 pesos por acción y alcanzando su cotización máxima en los 49,50, también vemos la posibilidad de realizar un último máximo previo al comienzo de la corrección que tiene como objetivo alcanzar los 30 pesos por acción. En dólares observamos la misma estructura de cuña agregado a que se encuentra en el piso de un canal que viene de 2013, estas correcciones que marcamos no marcan el fin del mercado sino más bien una sana corrección frente a las importantes subidas gestadas en algunos casos en lo que va del año, pero en otros casos tendencias que vienen desarrollándose desde hace más de 2 años de manera casi ininterrumpida.