La nueva situación del DXY y que esperaremos de las divisas.

Hoy en día la situación en los mercados es bastante confusa y compleja. Por un lado, podemos ver miles de inversores que están a favor de un posible escenario de crisis americana y por consecuencia una crisis mundial, como también por otro lado hay gente que opina que estamos en la mejor época para ir por todo el mercado y acumular para obtener grandes rendimientos futuros.

¿Qué nos depara el futuro, y que podemos esperar de los mercados de divisas?

Para esto analizaremos el DXY o “Dollar Index” y obtendremos conclusiones que nos ayudarán a elegir nuestro lado, pero debemos estar siempre atentos a las consecuencias y los riesgos que hay al invertir, ya que solo podemos subir las posibilidades de que estemos en lo correcto analizando el comportamiento general y siempre podemos del lado incorrecto.

Para comenzar con nuestro análisis, exploraremos los diferentes períodos del DXY con la Teoría de Ondas de Elliott.

Al observar con detenimiento desde un desarrollo semanal, podemos llegar a la conclusión de que ya hace ya una década desde su piso en 71.5780 el 14 de marzo del 2008, el dólar se ha apreciado hasta llegar a su máximo en 103.82 en junio del año pasado, para luego corregir a la zona de 90, donde nos encontrábamos hace unos meses atrás.

En la actualidad, aproximadamente desde el último cuatrimestre cuando el Índice del Dólar tocó el mínimo de 88.14, el dólar se ha estado apreciando con mucha fortaleza hasta el día de hoy.

Y el DXY ha llegado a la media de 200 semanas, en donde se encuentra ahora, y esta puede ser una resistencia muy fuerte ya que también se conecta con un rango de congestión previo.

Al analizar un plazo más corto plazo (diario), podríamos ver que el desarrollo desde 103.82 hasta el piso de hace unos meses se realizo en 5 ondas a la baja, esto nos marca que la tendencia principal es bajista y por lo consiguiente alcista para el euro.

Las 5 ondas del índice son las siguientes:

Onda 1 = 02 de febrero del 2017 en 99.195

Onda 2 = 01 de marzo del 2017 en 102.270

Onda 3 = 07 de septiembre del 2017 en 90.970

Onda 4 = 03 de noviembre del 2017 en 95.055

Onda 5 = 19 de febrero del 2018 en 88.14

Por lo tanto, que lo estamos viendo actualmente debe ser un movimiento en 5 ondas que forme una onda A como movimiento correctivo desde 103.82 y que al terminar su desarrollo ya completando las ondas A, B y C nos debería llevar a un Dólar en Base 100 aproximadamente en un lapso de unos años.

Ahora debemos analizar los últimos movimientos del índice, para contar las ondas desde una perspectiva más corta y poder sacar conclusiones de la tendencia para los próximos días. Que es de nuestro interés operativo y no tanto de inversión.

Desde el piso y final de la onda 5 de mayor grado que marcábamos anteriormente, podemos hacer el siguiente conteo de onda A, primero onda 1 en mediados de febrero, 2 el 25 de marzo, 3 en mayo 21 y 4 14 de junio. Y debemos determinar si el impulso ya concluyo con onda 5 de A.

Pero que nos dicen estas conclusiones, en el corto plazo, necesitamos confirmar si la 5 ya terminó con un tamaño de 0.618 el tamaño de la onda 1 en la zona de 94.85-94.90 o si tomará el tamaño natural e ideal del tamaño de la onda 1 de la onda A a la zona de 95.90 aproximadamente.

Por lo tanto, si se supera el 95, contaremos seguiremos contando esta con 5 de A internamente y deberá llevarnos mínimamente a 95.927, o si se supera el piso en 93 daremos por terminado el movimiento A de B de mayor grado.

En cuanto a una postura más de análisis de figuras armónicas, el DXY esta en un Bat Alternativo Bajista semanal actualmente y en la zona de reversión. Ya que esta figura, tuvo un punto B de 0.382 la zona de reversión se adapta y era esperable que se sobrepase el 0.886 XA.

Este patrón acepto la zona de reversión inicialmente hace 1 mes y luego la superó creando una nueva vela terminal T2, y si esta vela es invalidada, pensaremos que la figura fue totalmente invalidada ya que no hay vela terminal 3 en armónicos.

Para apoyar la figura, puede observar una divergencia oculta no confirmada entre el punto X y la vela terminal 2 (punto D) en la zona de la media de 200 semanas y con una divergencia pequeña no confirmada tampoco entre la Vela T1 anterior y la Vela T2 formada recientemente.

Otro factor interesante, es que esta semana es en la que se cumple el mismo tiempo entre el punto X y B y el Punto B y D. Siendo este el tamaño más idóneo para cualquier patrón en análisis de ciclos.

Por lo tanto, para concluir el artículo, haciendo sumatoria de las posturas tanto armónicas como de conteos de Elliott, diremos que el mercado tiene más probabilidades de corregir y, pero para luego continuar al alza, siendo esta solo una corrección dentro de onda B, para luego comenzar un último movimiento en 5 ondas de onda C de B y luego retomar la depreciación de los dólares contra las otras divisas. Se puede operar esta caída, pero debemos analizar el retorno probable para el riesgo en nuestra entrada. Aunque para traders más conservadores debemos esperar que finalice la onda B de B para intentar sacarle rendimientos a la onda C.

Buenos Trades a todos.

@TraderRuarte

Síguenos en Facebook y Twitter para noticias, cursos y más.