En nuestro libro “El poder de los mercados”, que puede obtenerse tanto en Amazon EU como México, brindamos muchos ejemplos de cómo funcionan realmente los mercados financieros.

Los mercados son cíclicos y ciclotímicos, y oscilan de la euforia a la depresión y viceversa.

En dicho libro tenemos numerosos ejemplos que prueban este comportamiento y que la psicología de masas el verdadero “driver” del mercado se mueve en masas generando grandes euforias y picos importantes bursátiles, y grandes caídas con gran decepción en los participantes.

Todo vuelve

Tenemos muchas historias en nuestro libro que prueban el concepto, EU, Rusia, Perú, Colombia, Argentina, y el mercado que hoy nos ocupa, que es el mercado de Brasil.

El país más importante de Latinoamérica bien puede dar fe del comportamiento cíclico, ciclotímico de la psicología de masas.

En el año 2008 Brasil fue declarado el país seguro para invertir y su gobernante Lula de Silva era el personaje de moda entre los políticos más poderosos del mundo.

Entre el año 2003 y 2008 Brasil tuvo en su Bolsa de valores el Bovespa, en su etf el EWZ uno de los ciclos más prósperos de su historia moderna.

Un trabajador devenido presidente, que tanta desconfianza sembraba en los mercados a comienzos de este milenio, terminaría siendo el hacedor del milagro brasileño.

Brasil entre 2003 y 2008 registró récords de crecimiento, su moneda pasó de 4 reales a niveles de 1,60, las reservas no paraban de crecer fruto del récord de inversiones, y este país fue premiado por el concierto internacional para organizar los dos eventos deportivos más importantes del mundo, la Copa fifa 2014 y las Olimpíadas en el año 2016.

La euforia produjo en Brasil en el año 2008 un formidable pico y en medio de todas las maravillosas noticias empezó un severo mercado bajista.

Entre 2015 y 2016 hemos tenido las antípodas de todas las grandes noticias del año 2008, ya Brasil no crece, según algunos analistas ha entrado en recesión. Ya su presidenta Dilma Rousseff no es venerada; todo lo contrario, con una popularidad muy baja se ha intentado un juicio político. La corrupción ha salpicado a la principal empresa cotizante de Brasil Petrobras, y el otrora presidente de Brasil tan venerado, en los últimos días fue interrogado en un aparatoso operativo policial en medios de sospechas de corrupción.

Algo que no deja de llamar la atención es que en medio de tan malas noticias para Brasil, este país fue brote de una epidemia como el zika; en un gráfico que puede el lector investigar de socionomics, se demuestra cómo muchas de las grandes epidemias aparecen en los finales de grandes mercados bajistas, esto es demostrable en gráficos de muchos años de historia para la Bolsa de Londres.

Con un presidente con baja aceptación y el gran Lula da Silva salpicado en problemas de corrupción, con un mercado que tuvo desde 2008 uno de los más grandes mercados bajistas, con un ewz que bajó desde niveles superiores a 100 dólares a valores menores que 20 dólares, más de un 80 por ciento, con un Petrobras que pasó de niveles de 70 dólares a niveles debajo de 3 dólares, mucho de lo malo ya está en los precios.

La recuperación observada la última semana comprueba que el mercado está hecho para descartar lo obvio y apostar por lo inesperado.

En 2008, con Brasil creciendo, la Bolsa en niveles récords, con calificadores de riesgo diciendo que el gigante del sur era el país seguro para invertir, con lula como modelo de gobernante, lo inesperado fue una caída de más de un 80 por ciento en dólares en su Bolsa, y más del 90 por ciento en su principal acción Petrobras.

Ahora con Brasil en recesión, en medio de una epidemia importante como el zika, con Dilma con niveles bajos de popularidad, con Lula da Silva, el otrora presidente modelo, salpicado por el escándalo, con los bonos de algunas empresas brasileñas declarados como junk bond o bonos basura, ¿lo inverso será aplicable 2008 fue compra, 2016 venta?

La gran apuesta

Con la epidemia del zika y con un Bovespa en 39.000 puntos por primera vez nuestros reportes sugirieron compra especulativa de Brasil anticipando un gran rebote. Es posible que el piso del bear market haya sido visto o lo veremos en octubre-noviembre junto con la de la Bolsa Americana en cualquier caso de aquí a los próximos 2 o 3 años es posible que tanto el EWZ, Bovespa, esté muy arriba de los actuales precios.

Podrá ser la gran apuesta.