El principio del péndulo fue descubierto originalmente por Galileo Galiley, quien estableció que el período de oscilación es independiente de la amplitud, pero dependiente de la longitud del hilo; durante las últimas décadas, nuestro país transita períodos similares bajo el mismo principio de amplitud de 13 años Fibonacci, pero profundamente distintas en cuanto a su longitud en términos nominales. La última gran crisis importante fue en el período 2001 -2002 donde se produce el mayor default de la historia en términos nominales, luego de intentos de solucionar el problema mediante canjes voluntarios, pero sin poder solucionar el problema completo hasta que se concreta la mayor emisión de deuda de un país en desarrollo para pagar el resto de la deuda pendiente de solución, emitiendo nada menos que 15.500 millones de dólares y pagando en efectivo 72 horas más tarde los 9.300 millones de dólares adeudados con sentencia firme entre capital, intereses y gastos judiciales. De esta forma finaliza un capítulo más de nuestra historia e inicia una nueva etapa para nuestro país. Desde el punto de vista del análisis fundamental no cabe duda de que es una excelente noticia ya que un país en cesación de pagos tiene un limitado crecimiento y un alto costo financiero; lo que no puede determinar es cuál es el objetivo de crecimiento o si es el momento ideal para ingresar al mercado de renta variable. Veamos desde el punto de vista de nuestro modelo de análisis si podemos proyectar o determinar los momentos y objetivos para esta nueva etapa del Merval.

Los activos argentinos vuelven a estar en el radar de los principales inversores del mundo; asimismo, muchos inversores de renta fija y variable entendiendo esta premisa a la que compartimos plenamente esperaban grandes movimientos de precio por ser el viernes el día que se hizo efectiva la cancelación de las deudas pendientes; sin embargo, como siempre remarcamos en nuestros informes con un tradicional dicho popular dentro de los mercados financieros, “comprar con el rumor, vender con la noticia”, y así funcionó nuevamente, basta con darle continuidad a esta columna y ver nuestra opinión, siempre desde el lado técnico, para confirmar que desde principios de febrero en la nota titulada “El verdadero potencial del índice Merval”, cuando en ese momento cotizaba próximo en los 9.500 puntos nuestra opinión fue alcanzar los 12.600 donde realizaría un freno circunstancial a la tendencia alcista para luego ir en busca de los 14.000 puntos, objetivo que se cumplió satisfactoriamente en la última semana y luego quedó lateralizando, nuevamente se ve el potencial que tiene el análisis técnico, ayudado no sólo por la salida del default sino también por una impresionante recuperación del petróleo que pasó en cuestión de semanas de los 26 dólares el barril el día 11 de febrero a los u$s 44,49 el pasado jueves 21 del corriente mes; esto género que el sector petrolero local se vea extremadamente beneficiado y acelere la búsqueda del objetivo planteado para nuestro índice Merval. Una de las más beneficiadas fue la petrolera brasilera APBR, que hoy cotiza en torno a los 51 pesos por acción, que visto desde el mínimo de 19.30 el día 20 de enero, a la fecha ya duplicó su cotización y se encuentra próximo a triplicar dicho mínimo.

Sin embargo, nuestra opinión es de alerta, el sector energético realizó una importante recuperación, pero como sabemos y entendemos que los mercados no son lineales, esta subida pronto deberá ser corregida y la euforia generada frente a los últimos que ingresaron pronto se convertirá en pánico, por lo que entendemos que esta caída deberá ser necesariamente profunda, para quienes ven y analizan el mercado mediante el análisis de ondas de Elliott entenderán que estaría por activarse una onda correctiva de corto plazo, onda que generalmente es la que más caída en las cotizaciones genera; es por esto que recomendamos tomar máxima precaución al operar esta emisora que ha dejado mal parado a más de un operador.

Sumado a todo esto, el índice Merval medido en dólares durante décadas se encontró con la barrera en los 1.000 puntos y jamás pudo romper al alza en forma consistente. El intento más reciente es desde los mínimos de principios de año, más precisamente los 677 puntos del día 18 de enero en un contexto muy diferente a la situación actual y que alcanzó a tocar los 985 en las últimas semanas, nuevamente debió descomprimir al acercarse a la barrera de los 1.000 dólares; este índice medido en dólares podría estar realizando una formación triangular, lo que llevaría a comenzar una corta fase correctiva antes de realizar un fuerte bull market y finalmente lograr perforar dicha resistencia. No podemos descartar tampoco el principal análisis alternativo que habilita una ruptura directa en las próximas ruedas de dicha barrera histórica y aun así no invalidaría el análisis de fondo.

Conclusión

En el corto plazo podemos ver una nueva toma de ganancias al último impulso alcista iniciado en enero; esperemos que nuestro país sea visto como un nuevo potencial emergente y podamos romper la barrera de los 1.000 puntos del Merval medido en dólares, sólo con dinero genuino de inversores internacionales podemos lograr este objetivo y llevar a nuestra Bolsa a nuevos máximos históricos. Dentro de este mismo año tuvimos la particularidad del peor enero desde 1930 con una corrección muy violenta en el mercado de renta variable internacional, pero con una rápida recuperación. Dentro de esta volatilidad propia de nuestro año Fibonacci es inminente una corrección del índice en dólares y un piso importante de mediano plazo. Desde el punto de vista de renta fija en pesos creemos que las Lebac han tocado su máximo y las tasas tenderán a bajar en las próximas emisiones de mayo dando más aire a la renta variable, pero generando una mayor presión del tipo de cambio luego de la cíclica liquidación de divisas por parte del sector agroindustrial. Desde el punto de vista de la renta fija en dólares, la tasa de referencia del 5%/6% que actualmente cotizan en promedio los bonos nacionales más líquidos son una tasa que nuestro país tiene que demostrar que está a la altura de las reformas estructurales que aún quedan por realizar y descuentan algunos avances que se deberían hacer efectivos en los próximos meses para poder sostener este nivel de tasas.

En Ruarte’s Reports Argentina tenemos seminarios gratuitos de mercado local e internacional, informes regulares de los principales mercados globales (con promoción 2 por 1 por los 25 años de la firma) y cursos de análisis técnico , por lo cual cualquier persona puede solicitar más información por mail a la dirección servicios@ruartereports.com, este año en particular los mercados se presentan muy volátiles dando grandes oportunidades de corto y mediano plazo para las personas u operadores que estén informadas correctamente.