En Wall Street ahora es el turno de los alcistas (bull)

El mercado americano creemos ha colocado pisos intermedios importantes la semana anterior, poniendo un alto temporal a la violenta caída que viéramos durante el primer mes del año.

El mercado que amagó quebrarse luego de tener la peor primera semana del año de su historia, y el peor enero desde el año 2009, no pudo hacerlo y ahora está intentando armar una interesante recuperación.

Es bueno remarcar algunos puntos importantes, estamos en el año Fibonacci 2016, es un año Fibonacci porque la espiral regresiva desde 2016, tal como tienen las plantas en la naturaleza (espiral progresivo y regresivo) señala este año como una regresión perfecta de momentos muy significativos de la historia de Wall Street.

Si partimos de 2016 para atrás tenemos 5 años de la V que generara la crisis europea, 8 años de la gran caída de lehmanbrothers y gran volatilidad de commodities y acciones, 13 años de la V del año 2003 piso de Europa y Guerra de Irak, 21 años de la V del efecto tequila de 1995, y 34 años del piso histórico de la década del 70 en términos reales, si bien el piso nominal del Dow fue alcanzado en 1974, el piso ajustado por inflación ocurrió en el año 1982.

La espiral en regresión señala que 2016 tal cual un movimiento sísmico tendrá duras réplicas de las registradas 2011, 2008, 2003, 1995 y 1984, 5, 8, 13, 21, 34 años de movimientos que sacudieron a los mercados financieros.

El año 2016 comenzó igual que 2008 en algunos aspectos, el primero de ellos con una generalizada caída de commodities y de Bolsas, y depreciación de monedas emergentes; el segundo que es un año electoral tanto 2016 como 2008 y años que culminan mandatos reelectos uno republicano de Bush y otro demócrata de Obama; el tercer aspecto es estadístico 2008 y 2016 tuvieron el primer día del año, la primera semana y el primer mes con rendimiento negativo, cuando ello ha ocurrido el año terminó como empezó, es decir con saldos también negativos.

Es por ello que vemos muchas similitudes con el año 2008 que también fuera un año Fibonacci en regresión cumpliéndose 5 años de la V de 2003, 8 años de la V invertida de las tecnológicas, 13 años de la V del tequila, 21 años de la V invertida de 1987, y 34 años de la V del año 2974, las V no son otras cuestiones que cambio de humor en la locura de los hombres, el mercado venía muy mal hace piso y empieza una parte muy buena, en la V invertida viene muy bien y empieza a andar muy mal.

Repasando 2008, el año empezó mal, algunos mercados y commodities hicieron piso en febrero, otros en marzo y tuvimos varios meses de recuperaciones; estas subidas en algunos casos como la Bolsa fueron bearmarket rally; en el caso de commodities como el petróleo fueron ondas 5 a nuevos máximos, para producirse en la segunda parte del año un cambio dramático que generó la gran caída de Wall Street, y el bearmarket más severo y profundo que se tenga conocimiento, una caída de 147 dólares a 32 dólares del petróleo en muy pocos meses, en términos de caída en tiempos fue una de la más importantes de la historia.

En este 2016 creemos que la historia se repetirá aunque como siempre ocurre alternando los elementos quizás tengamos nuevos máximos en acciones y bearmarket en el petróleo a diferencia de 2008, que fue al revés.

En cualquier caso gran parte de las pérdidas que comenzaron este 2016 pueden ser recuperadas, el mercado llenarse nuevamente de Bulls (alcistas), limpiar el escepticismo y negativismo generalizado que llegó a niveles muy bajos semanas atrás y eso preparará el terreno para una segunda parte similar a enero con caída de commodities, de Bolsas y debilidad en monedas emergentes.

Centrando la atención en la Bolsa Americana, en otros artículos nos referiremos al petróleo; creemos que los pisos vistos en 1.810 del SP500, en niveles de 15.455 del Dow, en niveles de 3888 del Nasdaq 100 dieron fin a 5 movimientos desde los techos de 2104 del SP500, de los 17.500 del Dow y desde los 4.739 puntos del Nasdaq.

El mercado americano está fragmentado, Nasdaq, SP500, Value Line, Nyse, Russell 2000 y 3000 perforaron los pisos del año 2015, el Dow fue el único que no lo hizo manteniéndose arriba del black monday del 24 de gosto de 2015.

La teoría de la no confirmación en realidad nos habla de un proceso importante de toppingproccess o proceso de techo. Desde el punto de vista de Elliott, el avance desde los pisos de marzo de 2009 en diferentes índices no completaron los característicos cinco movimientos, sólo se vieron 3 movimientos, por lo tanto no sería de extrañar que en algunos índices básicamente el Dow, y el sp500 sean las caídas de los últimos meses sendas ondas, 4 faltando una onda 5 a nuevos máximos históricos que guiará a una V invertida de importantes proporciones en este año Fibonacci 2016.

La otra posibilidad es que los techos de la onda 5 de la serie desde 2009 haya sido visto tanto en el dow como en el sp500 como onda 5 en falla, solo el Nasdaq hizo nuevos máximos y no sería en falla.

En cualquier caso la estructura de cinco movimientos desde los 17.500, los 2.104 y los 4.739 será amplia o totalmente retrocedido; esto ayudará a limpiar el negativismo y sumará muchos Bulls (alcistas) al mercado, comentarios, como que no pasó nada, que la caída del 15-18 por ciento era necesaria, que el mercado limpió y que estamos dentro de un gran mercado alcista pronto serán escuchados en medios de prensa.

Esto llenará de optimismo al mercado y producirá el gigantesco techo que esperamos en este año 2016 que guiará a una caída de proporciones similares a la ocurrida en 2008.

Una vez que 5 ondas sean evidentes desde 2009 cerraremos la onda III desde los pisos de 1974 y, por lo tanto, el ajuste será una onda IV de tamaño similar al del año 2008 o de grado superior, algo similar que lo registrado en la corrección compleja entre 1966 y 1974, en realidad entre 1966 y 1982 aquella fue de 50 por ciento y lateral, esta puede ser profunda y similar a la de 2008.

Algunos índices no creemos que puedan hacer nuevos máximos casos el Russell 2000, NYSE, Value Line para ellos será un bearmarket rally, esto es un recorte de las pérdidas sin superar máximos.

Tampoco debemos cerrar la posibilidad que tanto Dow, sp500 fallen en hacer nuevos máximos y que el rebote falle en los 2000-2020 del sp500 y niveles de 17.000-17.200 puntos del Dow. Es necesario superar esos escollos para pensar en la posibilidad de nuevos máximos.

Como en 2008, el mercado será volátil y si usted observa 2008, el mercado se desplomó enero, febrero, luego recuperó rápidamente varios meses y luego colapsó para hacer un piso en el mes de octubre, grandes bajadas, luego grandes subidas y luego una mortal caída que guió a una histórica oportunidad de compra; creemos que el fenómeno aquí se repetirá en 2016.

Creemos que 2016 guiará a una gran oportunidad de compra como en 2008 para terminar la serie alcista desde el año 1932 recién hacia el año Fibonacci 2021, en donde podemos ver algo como lo de 1929, pero para ello falta, el último trimestre de 2016 debe guiar a otro gran bullmarket, pero primero debe desplegar una serie de subidas y bajadas importantes para depurar todo el avance desde 2009, lo que preparará el terreno para otros 4-5 años de bonanza.

Tanto tiempo se mantengan niveles de 1860-1864 e sp500 y 15.700 de Dow la confianza en que cualquier ajuste será comprada para ir al menos a 2000-2020 y 17.000-17.200 o nuevos máximos será el escenario preferido del analista.

Si perforamos estos niveles de soportes, los riesgos que el bearmarket esperado para la segunda parte de 2016 se haya adelantado serán altos, y caídas debajo de 1.810 y 15.370 puntos del Dow lo confirmarán.

Todo lo que sube baja, y lo que baja sube. Tuvimos mes y medio de debilidad commodities, Bolsas, y de monedas emergentes, esto puede revertirse los próximos meses, para hacerles creer a los participantes que todo está bien, limpiar el negativismo y preparar el terreno para la gran decepción de la segunda parte de 2016 que guiará a una gran caída y luego que ésta se termine de materializar, se producirá una histórica oportunidad de compra como la de 2008 tanto para Wall Street como para commodities, como para mercados emergentes, entre ellos los latinoamericanos.

El 2016 como año Fibonacci promete dar muchas sorpresas; ahora parece que los Bulls pueden adueñarse del mercado y generar una trampa alcista de grandes proporciones que luego será íntegramente retrocedida con creces, para generar una V invertida primero arriba y una V normal abajo en octubre noviembre que guiará a otros 5-6 años de bullmarket hacia el año 2019-2021.
Veremos. Los parámetros parecen estar claros y la volatilidad seguirá gobernando este año Fibonacci.