El verdadero potencial del índice Merval II

En nuestro análisis semanal del día 16 de febrero publicamos una columna titulada “El verdadero potencial del índice Merval”; en el mismo analizábamos y proyectábamos el potencial que tiene dicho índice, entendiendo mediante el uso del análisis técnico y más específicamente mediante la técnica de análisis de conteo de Ondas de Elliott lo que luego de unos días y semanas más tarde comenzaron a salir a la luz, en lo que nuevamente el análisis siempre se encuentra uno (o varios) pasos adelante del entendimiento de la media de los operadores, y esto lo decimos ya que gran parte de los movimientos realizados en el extraordinario mes de febrero surgieron de la mano de las expectativas de una potencial solución al problema con los Holdouts, permitiendo a nuestro país tomar deuda a tasas más accesibles, una apertura al ingreso genuino de divisar para inversión directa en la economía real y potencialmente inversores institucionales podrían volcar una parte de su capital en activos de riesgo Argentino así un sinfín de compras de acciones un país relativamente barato. Pero la explosión alcista generada en el mes de Febrero, mes que quedara en la memoria de muchos, no solo vino de la mano de los Holdouts sino que combino un cocktail explosivo mediante una fuerte recuperación del petróleo que vio su precio más bajo el 11/02 cotizando 26.05 dólares y que en estos días su cotización se encuentra alrededor de los 36,50 dólares, esta recuperación del 40% en un período muy corto de tiempo catapultó a empresas del sector que se encontraban muy golpeadas como APBR lograr una recuperación similar a la recuperación del petróleo y justamente a todo esto que llamamos coctel explosivo es “El verdadero potencial del índice Merval” que arrancó el peor enero de la historia al igual que las principales Bolsas del mundo, pero que supo resistir e inició su muestra de la mano del sector bancario, posteriormente ayudando al impulso alcista por el sector petrolero y que en el medio el sector energético puso lo suyo en el final para acompañar la tendencia.

También en la nota a la que hacemos referencia habíamos comentado que Ruarte’s Reports conmemora los 25 años desde su primera entrega. En marzo de 1991 se estaba entregando gratuitamente por tiempo limitado nuestras perspectivas del mercado con análisis y recomendaciones diarias, en el cual los lectores de Ámbito Financiero podían hacerse de dicha membresía gratuita enviando un mail a la casilla “servicios@ruartereports.com” con el título “Membresía” para comenzar a sacarle el mayor potencial a las inversiones bursátiles asesorándose con los especialistas de gran trayectoria del equipo de Ruarte’s Reports totalmente gratis.

De esta manera más de 150 personas se inscribieron para recibir gratuitamente dicho reporte y pudieron seguir nuestras operaciones día a día, ahora bien, tomando en cuenta que muchos lectores de esta columna ya tomaron su membresía, pasaremos a analizar nuestras operaciones realizadas en el mes de febrero que sin lugar a dudas fue aún mejor que el de enero (recordemos que en enero habíamos realizado una ganancia final del 57,18% y una pérdida del 26,02% cerrando enero con 31,16% en el peor enero de la historia de las principales Bolsas mundiales)

En esta ocasión sólo evaluaremos las operaciones de acciones, los bonos que también tuvieron todas operaciones positivas y el dólar /peso vendido en el máximo registrado los dejaremos para una próxima nota, en el mes de febrero el Merval realizó un movimiento porcentual de su cotización del 22,89%, inició el mes ubicándose en los 10.855 puntos y cerró en 13.340 al último día hábil del mes, entre nuestras operaciones teníamos compras en Aluar, en el cual nos posicionamos Long en los 8,72 pesos por acción con un objetivo a los 10,50 que fue satisfactoriamente cumplido dejándonos una ganancia del +20,41%, luego esta emisora continuó con su desarrollo alcista y alcanzó 11,65 con nosotros ya fuera con la ganancia asegurada, dicha operación fue ejecutada el día 15 y alcanzó su objetivo el 26 del mismo mes. Al mismo tiempo teníamos compras realizadas en APBR que habíamos ingresado en 23,55 donde nuestro sistema de análisis nos había dado ingreso y un objetivo a los 27,50, esta operación nos dejó una ganancia del +16,77% que para un activo con tantos problemas estaba más que óptimo, sin embargo, luego alcanzó los 40 pesos con nosotros ya fuera del mercado, con su par ADR también teníamos compra en 3,83 y un cierre a los 5 dólares que fue alcanzado recientemente el cual nos dejó +30,55% positivos, cabe recordar que todas estas operaciones son reales y muchos lectores de esta columna lo recibieron gratuitamente.

También teníamos órdenes en COME, con compra en los 3,30 y objetivo a los 4 pesos que de momento no fue alcanzado por lo que nos mantenemos dentro, actualmente cotizando 3,35 ya con ganancia pero sin cerrar aún la operación, lo mismo sucede con Siderar, que aún no alcanzó su objetivo y es por ello que nos mantenemos comprados con un stop por encima de nuestra compra por lo que lo peor que pueda suceder es ganar un 3%.

Otra de las ganadoras fue Pampa que habíamos ingresado en 11,00 pesos por acción y teníamos objetivo a los 13,85, se ejecutó satisfactoriamente y nos dejó una ganancia porcentual del +25,91% y luego continuó al alza alcanzando los 14,95 para luego caer hasta los 12,00.

Y el último cierre realizado en el extraordinario mes de febrero fue con Tenaris ADR que habíamos realizado un ingreso en los 20,40 y un cierre en la última rueda en los 23,63 dejándonos también un +15,83%.

El resultado final de febrero de los expertos de Ruarte’s Reports: 109,47%, contemplando todas las operaciones positivas y sin realizar ninguna operación negativa en el mes ése es el resultado final, nuevamente se ve el potencial que tiene este mercado y que por expectativas, noticias, potencialidad, cada vez más inversores deciden invertir en la Bolsa por sobre otras alternativas.

Ahora bien, ¿qué esperamos para el índice merval para los próximos meses? Bueno, lo último que habíamos comentado en esa misma nota es que esperábamos alcance los 12.600 puntos y logre superarlos para ir en busca del los 14.000, en este momento ya se encuentra muy cerca de dicho objetivo, contemplamos la posibilidad de un rebote considerando que varios activos ya se encuentran sobrecomprados y es inminente el inicio de una corrección de corto plazo que no significa cambio de tendencia sino más bien una toma de ganancia de los inversores, pero sostenemos lo que planteamos en una columna del año pasado donde exponíamos que en 2016 el Merval encontraría los 18.000 puntos cuando aún estaba menos de 9.000. Y nuevamente vemos a lo que nos referimos con “El verdadero potencial del índice Merval” como siempre lógicamente de la mano de los expertos.