El mes de Noviembre fue sin lugar a dudas uno de los más importantes del año para nuestro país , por un lado el primer balotaje de la historia Argentina que dejo como ganador al nuevo presidente Mauricio Macri y por otro para la bolsa fue una semana de toma de ganancias, como podemos ver en la gráfica este índice subió casi ininterrumpidamente desde el 24 de septiembre cuando la cotización mínima de aquel jueves fue 8.659 puntos, desde ese entonces se desenvolvió dentro de un canal alcista hasta alcanzar su máximo el lunes 23 de noviembre en los 14.597 puntos, una suba total de 5.938 puntos en solo dos meses, si lo analizamos en forma porcentual la suba fue del +68,57%, esto demuestra el grado de euforia que se vivió en el mercado en los últimos meses. Esta suba fue impulsada por las expectativas del famoso “cambio” que finalmente se confirmó  en las urnas el pasado domingo 22 de noviembre y tal como fue solicitado, el “cambio de tendencia” se inicio inmediatamente en la bolsa local, en las primeras horas del lunes 23 el mercado continuo al alza, con importantes señales de sobrecompra, que ya había alcanzado sus objetivos previstos, donde el grado de ebullición fue tan grande que la caída no se hizo esperar cerrando la primera rueda semana con correcciones de hasta el 6% dejando llaves bajistas no solo en el índice sino en varios papeles importantes. La toma de ganancias no es un dato alarmante, es algo completamente sano para el mercado, la caída brusca es el resultado de la euforia desmedida de muchos inversores que daban por sentado que el mercado es siempre repetitivo. El día después de las PASO, lunes 10 de agosto el mercado subió +6%, la siguiente elección nacional fue el 25 de octubre donde el resultado fue el balotaje entre Macri y Scioli, el día siguiente el mercado subió casi un +6% (5,89%). Termina siendo una ironía que el lunes posterior a la victoria definitiva de Macri el mercado realice una caída de un poco más del -6% y aquí aplicamos perfectamente el dicho popular de “Se compra con el rumor y se vende con la noticia”. Veamos entonces desde el punto de vista de nuestro modelo de análisis si podemos proyectar posibles objetivos de precios para la corrección en curso.

 

Para analizar el próximo movimiento del Merval es fundamental entender el pasado, anteriormente nos encontrábamos dentro de un canal alcista y al iniciar la corrección fue quebrado a la baja el mismo lunes, como dato adicional observamos que en el análisis semanal dejó una llave de reversión bajista confirmando el cambio de tendencia definitivo. El objetivo primario de la corrección en curso se encuentra cercano a los 12.450/12.500 puntos, muy próximo al soporte que fue techo durante todo el 2015 y parte del 2014, en los 12.600 puntos tenemos también el soporte del 38,2% Fibonacci que seguramente la corrección puede hacer una pausa dentro de este rango de precios para realizar un movimiento contra tendencial de corto plazo que intente buscar nuevamente el piso del canal, una vez realizado este movimiento se dará la última etapa correctiva con un objetivo próximo a los 11.000 puntos donde creemos completara esta fase correctiva . Como análisis alternativo podemos marcar que dada la época del año que estamos transitando históricamente se dieron volúmenes bajos de operaciones, en este caso el ajuste se daría por tiempo más que por precio formado una corrección lateral tendiendo a un rango acotado de precios durante algunos meses descomprimiendo así todos los indicadores técnicos y a la expectativa de las primeras medidas económicas para nuestro país.

En la segunda grafica podemos observar el largo plazo del índice Merval en compresión semanal, desde el punto de vista de análisis de Elliott encontramos que podría estar dentro de una onda 5-3 en curso al cual aún le falta recorrido para alcanzar el objetivo e interpretamos esta corrección de corto plazo como parte del movimiento impulsivo que tiene como objetivo principal los 15.000 puntos y posterior a este los 17.000, esta gráfica se encuentra en compresión semanal. Como analista hay que saber interpretar todos los posibles análisis que se adapten al mercado y a nivel Elliott existe un conteo alternativo en donde la suba realizada en las últimas semanas con la ruptura de los 12.600 sea producto de una B irregular extendida, que habilitaría una corrección por debajo de los 11.000 puntos, siendo este el escenario menos posible de los análisis pero aún no se puede descartar solo tomar como posible explicación y objetivos rompiendo este último limite mencionado.

De todas maneras estaremos dándole seguimiento diario a nuestra visión del merval, para ello lo invitamos a visitar nuestra página www.ruartereports.com y solicitar los nuevos reportes de Ruarte´s Reports para Argentina pidiendo promoción para darle seguimiento a la interesante coyuntura del mercado Argentino, no solo la bolsa argentina, sino bonos argentinos, dólar peso, y nuestro nuevo reporte de Agro.