Brasil, la presión cambiaria externa II

El contexto actual de Brasil va más allá de la corrupción en Petrobras, afectando no sólo a la principal empresa petrolera sino a todo el Gobierno en su conjunto, titulares en los medios masivos con palabras como “impeachment” término anglosajón para la “so pena” y el “desprecio” adoptado popularmente en los Estados Unidos en el fin

del Gobierno de Nixon promediando el año 1974 y adaptado por estas latitudes en el fin del Gobierno de Collor de Mello para luego popularizarse con la rapidez de la información tecnológica actual en el Gobierno Dilma Rousseff; en la práctica es una acusación por corrupción o tráfico de influencias impidiendo o destituyendo el mandato en curso si es que puede ser probada .

 

Anticipo

En nuestra tradicional columna de los martes y más precisamente el martes 5 de enero, en medio de una caída generalizada de activos de renta variable y devaluación de monedas emergentes, publicamos un análisis de la coyuntura brasilera bajo el título “Brasil, la presión cambiaria externa”; en esa oportunidad analizamos y advertimos la proximidad del fin de la caída del Bovespa medido en dólares en la zona de los 10.000 y el fin de la suba del real, en este último dando objetivos de corto plazo a la zona de R$ 4,10 y luego una caída a la zona de R$ 3,45 reales por dólar; recordemos que en esa época la Bolsa estaba en los 11.000 puntos y el real sobre los R$ 4,05 .

Hoy nos encontramos tres meses después con el Bovespa que llegó a los 9.200 puntos y rebotó más de un 45 por ciento, un Real que llegó a los R$ 4,17 y se revaluó a los R$ 3,53, muy cercano a lo proyectado.

¿Cómo se explicaría entonces que nosotros el día 5 de enero proyectemos un rebote de la Bolsa de Sao Paulo y una revaluación de su moneda en un entorno de caos político y económico?, simplemente por la misma respuesta que damos siempre, los mercados se anticipan a la economía y a la política, son cíclicos y ciclotímicos, oscilan de la euforia a la depresión y viceversa .

Nuestro modelo de análisis intenta anticipar los cambios de tendencia mucho antes que éstos ocurran, lo cual puede ser simplemente verificado una vez más comparando el día de la publicación y el transcurso del tiempo, ¿cómo vemos entonces los próximos meses con respecto al real y la Bolsa de Saõ Paulo?

 

Real brasilero

El real brasilero como unidad de cuentas tuvo su lanzamiento en el año 1994, con un mínimo de R$ 0,82 por dólar y realizando una suba en cinco ondas claras terminadas en el año 2002 con una cotización de mercado de R$4 por dólar; esta cotización dio por terminada la primera etapa alcista desde su creación.

Luego de este ciclo claramente alcista comienza su respectiva corrección que le llevó 9 años volviendo a los R$ 1,53 por dólar y dando inicio a un nuevo proceso alcista todavía en curso encontrando un máximo de R$ 4,23 en septiembre de 2015; el problema de esta alza es que no se pueden contar

las cinco ondas como la suba desde 1994 a 2002, sino más bien se ven claramente 3 ondas, lo que hace suponer que nos encontramos sólo en un recorte de precios desde el último impulso; ahora bien, estadísticamente este recorte de precios tendría un objetivo teórico del 38 por ciento que es la zona de los RS 3.35; desde el punto de vista de estructura vemos una onda compleja en la base del inicio alcista, por lo tanto, deberíamos estar en una corrección simple , lo que comúnmente llamamos ABC proporcional; esta estructura se caracteriza en hacer dos movimientos idénticos siendo la primera baja igual a la última o, en su defecto, 1,618 por ciento superior; si nos basamos en la estructura el primer objetivo, estaría cumplido en los R$ 3,55, pero tenemos el segundo objetivo en curso en los R$ 3,30 muy cerca del 38 por ciento planteado anteriormente.

Creemos que este objetivo de R$ 3,30 puede ser el piso de mediano plazo retomando la tendencia alcista una vez alcanzado; si bien el objetivo de esta nueva tendencia se define en el momento de ver el mínimo, la podemos estimar en los R$ 4,63, R$ 5,05 y R$S 5,20. El ciclo de mediano plazo de la moneda brasilera coincide en este momento con el ciclo de commodities, el cual se encuentra dentro de un rebote importante; este rebote no es el fin de la caída sino como onda 4 contratendencial que en el corto plazo genera un mayor ingreso de divisas a países que son productores de materias primas.

 

Bovespa en dólares

El Bovespa medido en dólares finalizó su corrección en la zona de los 9.200 puntos, lo cual dio inicio a un importante rebote de más del 45 por ciento en muy corto plazo; si vemos el gráfico adjunto, notamos una importante divergencia característica de los finales de ciclo, si bien puede faltar una última onda más al alza coincidiendo con la baja del real estaríamos terminando un ciclo de corto plazo en 5 ondas al alza, la cual no está clara si es una onda 1 de un nuevo ciclo o sólo una onda “A” contratendencial, pero en ambos casos nos está informando de un inminente recorte de corto plazo pudiendo llegar a la zona de 12.000 – 11.000 puntos nuevamente.

Los índices de las principales Bolsas del mundo también muestran un agotamiento en la tendencia alcista de estos últimos meses, pudiendo recortar parte de la suba para tener un segundo semestre rompiendo máximos históricos. Desde el punto de vista bajista es extremadamente importante no romper los pisos vistos en enero de 2016 ya que ocasionaría una venta masiva en renta variable dentro de un año Fibonacci muy volátil y complejo.

 

Conclusión

En el corto plazo podemos ver una nueva revaluación del real como último impulso bajista a la vez que una última onda al alza del Bovespa como fin de la tenencia de corto plazo, pero es inminente una corrección del índice en dólares y un piso importante de mediano plazo en la cotización del real, la cual presiona la competitividad de nuestro país dentro del Mercosur y dañando la balanza comercial Argen-tina.

En Ruarte’s Reports Argentina tenemos seminarios gratuitos de mercado local e internacional, informes regulares de los principales mercados globales y cursos de análisis técnico; la próxima fecha es 7 y 8 de mayo, por lo cual cualquier persona puede solicitar más información por mail a la dirección servicios@ruartereports.com; este año en particular los mercados se presentan muy volátiles, dando grandes oportunidades de corto y mediano plazo para las personas u operadores que estén informados correctamente.