Bitcoin: ¿Manipulación o comportamiento esperable?

Las últimas ruedas de mercado para nuestra cripto divisa favorita han sido por demás volátiles como así también cargadas de incertidumbre y dudas respecto del futuro inmediato.

Los cuestionamientos principales radican en la lógica del ser humano donde uno se pregunta cómo algo que cada vez es más conocido y adoptado esta perdiendo poco a poco su valor. Intentaremos ir aclarando esto a lo largo de nuestra columna.

La masificación que obtuvo Bitcoin en los últimos meses fue de carácter inédito, pocas veces en la historia del mundo financiero se pudo ver un nivel de adopción a un mercado como el que vimos el pasado año 2017. Hacia diciembre de dicho año, era más que normal ver y observar cuánta gente intentaba migrar sus ahorros en otros activos hacia este mundo crypto, las búsquedas de Google a nivel mundial con picos inimaginables y siendo tendencia absoluta, entre otras claras señales que nos indican que ya no era un mundo para unos pocos entendidos, sino que había tomado reconocimiento público.

De este mismo modo, este reconocimiento llegó a manos de esferas más altas a nivel politico como economico, haciendo que el primer trimestre de este 2018 ya el tema no fuera solo Bitcoin, sino como regularlo o no al mismo, como entender y poder discernir entre lo significativo del avance tecnológico, con el valor de esto como moneda de cambio frente a otros pares, principalmente el dólar.

Ahora, en este segundo trimestre y luego de un claro foco en materia de políticas regulatorias (que cabe destacar, no produjeron grandes definiciones aún), se observa con mucha claridad la palabra “manipulación” entre cada una de las últimas noticias que van surgiendo a lo largo del mundo. ¿Por qué llegamos a un escenario donde esta palabra cobra tal relevancia? Esta respuesta probablemente podamos aclarar en profundidad más adelante en nuestra nota, cuando hablemos directamente del comportamiento del precio y que esperamos para los próximos meses, pero a modo adelantó la respuesta se va a poder observar basándonos en dos pilares:

En primer lugar, el comportamiento a nivel precios que pudimos ver desde el máximo histórico cercano a los 20.000 dólares por Bitcoin (diciembre de 2017) hasta el dia de la fecha sufrió (y sufre) de grandes altibajos en muy poco tiempo. Al decir “muy poco tiempo” destaquemos que hay en esto una comparación con el mundo financiero tradicional, donde un activo que tiene la capacidad de incrementar o caer en su valor en menos de un mes porcentajes de hasta un 50% no resulta habitual ni normal para cualquier operador, tenga la experiencia que tenga. En segundo término, el mundo crypto sigue teniendo una capitalización total que es también baja en comparación a otros mercados más allá que cada vez más fondos vayan ingresando esta opción dentro de sus carteras.

Estos dos puntos son los que hacen decir fácilmente que podemos estar ante un mercado que es más fácilmente manipulable, donde se pueden digitar los movimientos de mercados con tan solo tener una buena participación del mismo.

De nuestro lado, y basados en nuestra experiencia no solo en crypto, sino en todos los mercados mundiales, es que no vemos esto como una opción realmente viable. ¿Puede ocurrir, es imposible manipular un mercado? Claro que es posible, sino no habria una investigacion en curso de parte del Departamento de Estado norteamericano al respecto. Por consiguiente, reconocemos que puede ocurrir, pero de nuestro lado nos basamos más en lo que una masa hace y adopta, como se comporta pasando desde la euforia (Bitcoin a casi 20.000 dólares) a una depresión (Bitcoin a 6000 dolares). En nuestra visión, esto representa un mensaje mucho más claro y contundente para la toma de decisiones, para esperar nuevos movimientos. He aquí que el título de nuestra nota compara el término manipulación contra un comportamiento esperable. ¿Que es para nosotros esto último? Es la simpleza de reconocer que nada puede subir ni bajar para siempre o indeterminadamente. Es la actitud que se le pide desde el inicio de su formación a un trader de reconocer que algo ya subio o bajo demasiado, que algo está desgastado y que su movimiento está sin fuerza y simplemente por inercia.

Aplicando esto al mundo crypto, nos referimos al don de saber reconocer que una subida como la de 2017 ya era “demasiado”, como bien y lo que nos va a tocar definir en adelante, encontrar el momento donde la corrección a semejante suba haya llegado a su fin.

Preferimos esta visión, la de buscar un comportamiento esperable y prepararnos con todas nuestras herramientas para tal, que creer en manos mágicas que lo suben o bajan con intenciones para nosotros indefinidas.

Siendo esto así, nos trasladamos ahora a la parte que nos va a llevar a prepararnos para el comportamiento esperable, que es nuestra visión desde el Análisis Técnico y Teoría de las Ondas de Elliott.

 

Observando el gráfico que se presenta, vamos a centrarnos principalmente en los dos escenarios posibles para el resto de 2018, ya que un buen analista no solo es aquel que acierta en su pronóstico, sino aquel que sabe plantear los dos caminos del precio, aquel que sabe decir cómo sería el plan B o caso donde desarma su análisis y abre las puertas a la opción alternativa. Esto no es querer decir si no sube baja, o si no baja sube, sino más bien poder decir, suba o baje vamos a estar preparados para poder tomarle beneficio al movimiento y por consiguiente hacer que nuestras carteras siempre tengan un rendimiento positivo.

Ahora, vemos una primera línea de tendencia bajista que nos va a plantear una resistencia clara a poder ver objetivos nuevamente alcistas y mucho mayores a los que ya conocimos de 20.000 dólares. Esa línea al dia de hoy se encuentra situada en el rango de los 9350 dólares por Bitcoin, es decir, deberíamos tener una vela que su cierre termine por encima de dicho precio para considerar la resistencia rota. Un punto importante a aclarar, es que dicha línea y al ser de tinte bajista, dia a dia va disminuyendo el valor necesario para poder superarla. Así que el valor que hoy es 9350, en unos 15 días podremos verlo en 8800 aproximadamente.

Del otro lado, tenemos una línea de tendencia alcista, que va a actuarse de gran soporte de corto y mediano plazo, y que de ser rota, podremos habilitar objetivos bajistas. Hoy dicho soporte lo tenemos en la zona de 6850 dólares por Bitcoin. Es decir, que un cierre de vela en gráficos de un día por debajo de dicho valor, podría dar la apertura a nuevos objetivos bajistas, por debajo del último mínimo de la corrección en 5900/6000. ¿Qué objetivos son viables en este caso? Consideramos dos objetivos posibles, en principio un primer target que va desde la zona de 5600 a 4500, y a continuación de esto ya objetivos por debajo de 3500. Suenan devastadores a nivel fundamental, pero más que posibles a nivel técnico siempre y cuando se vayan cumpliendo secuencialmente todas las rupturas necesarias de estos soportes. Para no alarmarse, el mercado primero tiene el gran desafío de sostener o bien romper los 6800, de ahí en adelante se puede ver. Este punto, que puede darse en los proximos dias o semanas, representará una de esas lindas batallas entre osos y toros, de las que nos gustan ver a los estudiosos del tema, ya que nos dejan muchísimo aprendizaje y tela para cortar.

Ahora, para no quedarnos con la duda más importante: ¿Qué se hace ante un escenario como este?

Suena reiterativo, pero lo primordial es operarlo con calma y frialdad, pero sobre todo siempre con stop loss. A los precios vigentes a hoy que rondan los 7500 dólares, se puede hacer una compra escalonada contra tendencia (es decir, a medida que el precio baja) hasta 6900 dólares, situando un stop loss rígido e inamovible en 6750. Si el soporte no es vulnerado, buscaremos una primer toma de ganancias en la zona de 8500/9000 según lo conservador que sea el trader.  Ya superada la línea de resistencia habrá tiempo de sobra para posicionarse frente a un nuevo mercado con características alcistas. Del otro lado y con el soporte vulnerado, lo más apropiado sera quedarse esperando a los nuevos puntos de entrada citados anteriormente, o para traders más agresivos ir con un short a la baja tomando ganancia previo a dichos puntos de ingreso.

Para cerrar nuestra participación y aunque suene repetitivo a lo largo de nuestras columnas lo más importante para poder seguir disfrutando del trading en el mundo crypto es no olvidarse nunca de las cuestiones clave para no sufrirlo, ir comprando (en caso que la posición a tomar en largo plazo sea alcista) en modo de goteo, en diversas zonas, haciendo mucho manejo de capital y riesgo, y sobre todo tener muy bien controlada la cuestión de la psicología, la racionalidad o irracionalidad.

De este modo, y haga lo que haga el precio, siempre podemos encontrarnos bien parados frente a un movimiento tanto alcista como bajista.

Como siempre y de nuestro lado, les deseamos una buena experiencia en el mundo crypto y de sus inversiones.

Para saber más y tener idea de cómo hacer proyecciones acertadas; te invitamos a que nos sigas en redes sociales y descubras todos los cursos que tenemos para ti.

FB/TW @ruartereports