En el imaginario colectivo los primeros 100 días de mandato de un nuevo Gobierno hacen pensar que en esta ventana de tiempo se trazan los lineamientos generales de toda la gestión gubernamental; si analizamos el caso argentino, hace proveer una normalización en la comercialización de productos y servicios, impactando positivamente en el entorno de negocios e inversiones; si bien estas medidas y el pensamiento son correctos, en tan poco tiempo no se puede llegar a recorrer lo perdido en años; llevará años generar la confianza perdida en los mercados internacionales y esta confianza se va a reflejar en la tasa de interés pagada por la Argentina. Los analistas no le dan la importancia que debería tener esta variable tan importante, bajar esta tasa es fundamental para las inversiones porque dependiendo de la tasa pagada por el país es la forma que impacta en las inversiones. Cualquier persona hoy puede invertir en cualquier país del mundo y bajo este esquema lo primero que mira un inversor es cuál es el rendimiento de un bono soberano del país donde se analiza invertir ya que las inversiones privadas en la economía real se consideran más riesgosas que un bono soberano y, por lo tanto, se exige un mayor retorno. La Argentina está intentando solucionar sus problemas para poder normalizar las inversiones, bajar la tasa de interés y poder salir del estancamiento económico de los últimos años; el próximo problema a solucionar es normalizar la deuda eliminando los embargos y el default de 2001 -2002, lo cual está en vías de solución en el mes próximo.

¿Qué podemos esperar si somos optimistas con la solución de la deuda Argentina? En nuestra nota semanal del día 26 de enero publicada en ámbito.com bajo el título de “Haciendo tasa en un mercado bajista”, analizamos algunos bonos argentinos desde el punto de vista de curva de rendimientos con una tasa que promediaba en ese momento el 8,5% anual en dólares y una tasa en pesos del 26% anual. Estos análisis son tradicionales en la operatoria de instrumentos de renta fija, los cuales resultaron acertados ya que no sólo se ganó dinero en pesos sino también en dólares americanos; es muy común en los países analizar la tasa en moneda local contra tasa en dólares y tipo de cambio para analizar una inversión; veamos desde nuestro modelo de análisis si podemos tener algún objetivo y en qué etapa se encuentran los bonos en dólares de largo plazo y el tipo de cambio para luego comparar con la emisión de Lebac del Banco Central Argentino que es la emisión que traza la tasa de interés a los rendimientos en pesos.

Discount Dólares Ley Argentina (DICA)

DICA tiene la ventaja de poder ser analizado en forma pura ya que al tener ley argentina no tiene cupones retenidos por embargos internacionales, su tasa de corte fue del 8,28% anual en dólar billete muy similar a la tasa actual y parte de los servicios de renta está capitalizada en el valor del bono ya que se paga sólo una parte de la renta en efectivo, la amortización del capital comienza en el año 2024 y finaliza el 31 de diciembre del 2033. Desde el punto de vista del análisis técnico tenemos un activo con una clara tendencia al alza justificada por el tipo de cambio y la tasa atractiva en dólares; se desarrollaron sin mayores inconvenientes tres ondas al alza con sus respectivas tomas de ganancias y desde fin 2015- principios de 2016 se desarrolla el último impulso alcista del ciclo el cual nos está marcado en el gráfico una divergencia entre el precio y el indicador de fuerza RSI. Estas divergencias son comunes entre la onda tres o la onda cinco de finalización. Dentro de esta última etapa alcista en curso teníamos como objetivo de venta los 2.370 pesos, el cual fue ejecutado en nuestro informe del día 2 de marzo de 2016 y desde ese entonces tenemos como objetivo de compra el 38% del último impulso, que son los 2.050 pesos; todavía no llegó al objetivo, pero creemos que llegará en el corto plazo y de ahí saldrá al alza hasta la zona de 2.500 pesos; este objetivo es de mediano plazo y seguramente se mostrará más divergente, indicando que estamos en la última etapa y el fin de la tendencia ya sea por baja de tasa real o por ajuste cambiario.

Bonar 2024 dólares (AY24D)

El Bonar 24 en dólares ley argentina es el bono preferido de todos los inversores y el comúnmente usado para medir la tasa de mediano plazo, actualmente en los 7,90% anual; este bono emitido en el año 2014 y con vencimiento en mayo de 2024 tuvo una tasa de corte del 8,75% y tiene una amortización en 6 cuotas a partir de 2019. Desde el punto de vista técnico, el ciclo al alza en dólares se encuentra cumplido desde diciembre del 2015 en los u$s 113 por lámina; luego de llegar al objetivo vemos una clara tendencia de recorte de precios, la cual estimamos de no mediar problemas de pago entre los u$s 104 y u$s 112 pudiendo lateralizar entre esos valores siendo los u$s 112 una tasa que deja de ser atractiva para el riesgo-país argentino.

Tasa y tipo de cambio en pesos

En estas últimas semanas están de moda las inversiones en Lebac; estas modas son pasajeras ya que no son sostenibles tasas de corto plazo al 38%; muy pocos proyectos de inversión en la economía real pueden competir con una tasa de retorno de tal magnitud, por lo tanto si no baja la tasa nuevamente al 26% es muy difícil que se concreten proyectos de largo plazo por ser más convenientes inversiones financieras sin riesgo de incumplimiento. Por el lado del tipo de cambio, el Banco Central ideó su estrategia de tasas altas de corto plazo para ganar tiempo al tradicional ingreso de divisas generadas por la producción agroindustrial argentina cíclicamente proyectada entre los meses de abril y mayo con el grueso de los ingresos y algún remanente para junio y julio; en estos meses es difícil que el tipo de cambio de dispare como lo hizo desde fin de año hasta marzo de este año. Este análisis es correcto, pero el mercado está proyectando un agotamiento en la caída del dólar y como advertimos en nuestra columna del martes pasado estamos viendo un límite en los $ 14,2-$ 14 como resistencia a la baja del dólar mayorista y/o CCL; también vemos que la media móvil de 200 días hoy está en los 13,80 al alza, la cual no da 14 para el mes de mayo; esta media móvil que la usamos desde 2001 jamás pudo ser quebrada en forma consistente y creemos que puede actuar como soporte en los próximos meses, por lo tanto nuestro análisis es que en el corto plazo el tipo de cambio va a lateralizar y las tasas tendiendo a la baja por lo menos hasta mitad de año donde se puede llegar a revertir lentamente la ecuación comenzando una nueva etapa de dólar al alza acompañado por los activos dolarizados de mediano plazo.

En Ruarte’s Reports Argentina tenemos seminarios gratuitos, informes regulares de todos los mercados globales además de cursos de análisis técnico. Cualquier persona o empresa puede pedirlos sin compromiso por mail a la dirección servicios@ruartereports.com, este año en particular los mercados se presentan muy volátiles dando oportunidades de mediano plazo para las personas que están informadas correctamente.