3 consejos para ahorrar en los bancos

Vivimos en una era en la que nos encontramos en constante relación con las entidades bancarias. Es usual escuchar a las personas decir: “Yo tengo tal tarjeta”, “Tengo una cuenta en tal banco”, “pedí un prestamo bancario para comprar mi auto”, etc. Y si bien hay que admitir que son de gran utilidad para estar más seguro no teniendo el efectivo sobre nosotros, o beneficiarnos de sus descuentos, prestamos, entre otras cosas; también hay riesgos, como el de endeudarnos o pagar más.

Aquí van algunas recomendaciónes para “no pagar de más” en los bancos:

  1. Retirar dinero sólo de los cajeros del banco de origen. Retirar dinero de un cajero de un banco distinto al que tenemos nuestra cuenta usualmente significa un gasto estimado de 3 dólares o más por retiro. Gasto que se puede ahorrar, y a la larga puede significar tener más dinero en nuestras cuentas.
  2. Evitar el pago mínimo. El pago mínimo es el monto más pequeño que podemos pagar sin perder los beneficios de nuestra tarjeta de crédito. Es al punto de vista del banco un pago de buena voluntad que nos evita caer en mora. ¿Pero cuál es el truco? Cuándo nosotros pagamos el mínimo, estamos cubriendo intereses mayores y estamos a la vez pagando una parte menor de la deuda que tenemos. Si uno pagará únicamente utilizando pagos mínimos, una deuda normal podría tardar en finalizar varios años más y se podría llegar a pagar hasta 10 veces la deuda inicial. Así que sólo hay utilizar esta herramienta cuando nuestras finanzas no sean las más fuertes, y regularizar los pagos totales cuanto antes.
  3. Realizar pagos bancarios regularmente antes de los vencimientos. El pagar fuera de termino aumenta los intereses del banco ante tu pago, y consecuentemente tus gastos y por lo tanto se disminuyen tus ahorros.