2016, año de Fibonacci; atentos inversores

La semana que pasó marcó el peor inicio de la historia de la Bolsa Americana para la primer semana de operaciones el Dow Jones Industrial perdió 6.20 por ciento pasando desde niveles de 17425 a un cierre semanal en 16342 puntos en solo 5 días de operaciones, el sp500 cedió también un 6 por ciento pasando desde niveles de 2043 al cierre de 1922 puntos, mientras que el Nasdaq 100 disminuyó un 7 por ciento desde niveles de 4593 puntos a los niveles de 4270 puntos del viernes que pasó.

Las estadísticas sostienen en un porcentaje alto que si el primer dia de operaciones es malo, la primer semana mala lo mas probable es que todo el año sea malo para Wall Street.

Esta primer semana en consecuencia puede ser el preludio de un año difícil y negativo para Wall Street, el 2015 fue un año más bien neutro con rendimiento positivo en el Nasdaq y levemente negativo para Sp500 y algo más para el DJI:

Desde numerosos años atrás venimos mencionando al año 2016 como el año Fibonacci. La secuencia numérica de Fibonacci es aquella que cada número es igual a la suma de los dos anteriores partiendo del 1, tenemos 1, 1, 2, 3, 5, 8,13, 21,34, 55, 89, 144.

Los números de Fibonacci los usamos para los ratios de retroceso y extensiones de movimientos, pero en nuestro caso lo usamos no solo como abanicos, sino como confluencias, un abanico es aplicar a un valle o un techo del mercado la secuencia en años, meses y señalar puntos relevantes que pueden marcar un cambio de humor en los inversionistas. La confluencia ocurre cuando varios momentos importantes del mercado en armonía con la secuencia señalan un año especial, allí tenemos un año Fibonacci.

Por ejemplo el año 2008 donde tuvimos una primer parte con auge de commodities y bolsas, y una segunda parte con un colapso del 50-60 por ciento fue un año Fibonacci señalado por confluencias de los pisos y techos más importantes de la historia de Wall Street, en el año 2008 se cumplieron 5 años del valle del 2003, 8 años del techo del año 2000, 13 años del peor momento del tequila, 21 años del crash de 1987 y 34 años del valor más bajo nominal del dow en 1974.

Esta armonía numérica de 5, 8, 13, 21, 34 llevó a proyectar la importancia del año 2008, ahora el 2016 que iniciamos también lo es, tenemos en este año 5 años del 2011 que marcó la crisis europea, 8 años de la crisis del 2008, 13 años del valle del 2003, 21 años de la crisis del tequila, 34 años de 1982 el piso más grande de muchos mercados emergentes, y el piso del dow ajustado por inflación y el comienzo del gran boom bursátil en la época de Ronald Reagan.

Los Fibonacci indican cambio de humor en los mercados es decir un punto de inflexión, el mismo puede ser un pico o un piso o ambos, en el 2008 fueron ambos para el Nasdaq y emergentes, y para el dow un pico.

Para el 2016 al ser un año Fibonacci podría marcar techo y abrupta caída posterior para la bolsa americana, o abrupta caída y valle importante de precios, pero todo hace presagiar que algo similar al 2008 podría ocurrir.

El escenario ideal que veníamos sosteniendo es un auge engañoso en la primera parte del año para luego ser seguido por un colapso, reflación de bolsas y commodities para luego tener una deflación abrupta a partir del segundo trimestre o semestre de este año.

Lo observado la primer semana del año ha quitado muchas posibilidades, pero no ha invalidado la posibilidad de un auge fracturado en los diferentes índices bursátiles americanos para luego ser seguido por un colapso.

Si observamos dos índices importantes podemos decir que el bear market ha empezado, y que la caída se puede agudizar en las próximas semanas con rebotes menores.

Ellos son el Value Line Aritmético y el Russell 2000. El Value line aritmético es un promedio simple de 1675 accciones americanas y refleja la situación del mercado, mientras que el Russell 2000 aglutina a 2000 small caps americanos, de pequeño capitlización.

Estos dos índices no solo han perforado los niveles mínimos del año 2015, sino que han conformado dos claras figuras de reversión de tendencia conocida como Cabeza y hombros, ambos índices sugieren una caída mínima adicional de un 20 por ciento adicional a la ya observada, mientras los cuellos no sean superados.

Recordemos que la crisis del 2008 comenzaron luego de una clara figura de cabeza y hombros 2007-2008 en dow, sp500, y la del 2011 también ocurrió lo mismo. En este caso estos dos índices tienen la figura clara y luego de rebotes (posibles aunque no necesarios) menores limitados a su cuello el mercado está para caer al menos un 20 por ciento de estos precios, en el 2007 la figura de cabeza hombros anticipó la crisis que dejó un saldo de una caída superior al 50 por ciento para todos los índices americanos, siendo el 2016 un año Fibonacci como el 2008 no nos extrañaría ver los mismos guarismos del año 2008.

El sp500, dow y Nasdaq 100 los índices más seguidos aún no han perforado los mínimos del lunes 24 de agosto conocido como black Monday, su perforación confirmará el bear market que están insinuando tanto el Value Line aritmético como el Russell 2000.

Si las figuras de cabeza hombros trabajan, es cuestión de tiempo para que el Sp500, Nasdaq 100 y Dow perforen los mínimos del 24 de Agosto, si esas figuras son negadas es posible que el Sp500, Dow y Nasdaq generen una consolidación tipo triángulo o una cuña final que incluye nuevos máximos históricos para seguir el modelo 2008 de auge y colapso.

Tanto tiempo el dow mantenga 16000 el sp500 la zona de 1890-1900 puntos, y el Nasdaq 100 los 4150 puntos, la figura de triángulo en onda (4) o cuña en onda (5) son las últimas chances alcistas que la gran caída no haya comenzado. Sin embargo el triángulo es la figura que es la última corrección dentro de un mercado tendencial, luego viene el movimiento de empuje final y finalmente el cambio de tendencia, mientras que la cuña es una figura de impulso terminal que sale al final de un ciclo alcista.

En este caso lo que está terminando es el ciclo alcista que lleva 7 años desde los pisos de marzo del 2009, u 8 años en el caso del Nasdaq desde los pisos de octubre del 2008, lo que el mercado debate es si el techo del ciclo alcista del 2008-2009 fue visto en el 2015 o si será visto este 2016.

Para muchas bolsas e índices está claro que sí vimos el techo en el 2015, incluyendo China, y en EE.UU. índices como el Value Line, el NYSE, el Rusell 2000 y el 3000 parece que así ha sido, para el dow, el sp500 y el Nasdaq aún está la posibilidad de estas dos figuras de triángulo o cuña, indicarán máximos históricos engañosos en la primer parte del 2016 para luego colapsar en el segundo trimestre del 2016 o segundo semestre siguiendo la receta del 2008.

Mientras se mantengan los soportes críticios las posibilidades de un intento alcista a nuevos máximos no debe descartarse antes del colapso, pero las posibildades que el bear market haya comenzado desde el mismo inicio del año Fibonacci deben ser seriamente considerados, la perforación de 1867-1871 del sp500 agregaría confianza a las figuras negativas que pregonan el value line y rusell 2000, mientras que la negación de las figuras de cabeza hombros, abrirán las chances para que Dow, Sp500 y Nasdaq intenten hacer nuevos máximos en un período transitorio de reflación.

Los commodities esperan ansiosos la decisión de Wall Street , pensamos que los mismos están listos para un gran rebote en la primer parte del año, sin embargo este rebote no se producirá en un contexto de caída de Wall Street sino de recuperación, o todo sube o todo baja, lo hará en conjunto el mercado. Si la crisis se agudiza el petróleo no encontrará su piso sino que continuará su caída en una deflación generalizada, si la crisis se posterga el petróleo y los commodities se unirán a una última fiesta del mercado antes de la deflación generalizada que puede entregarnos el mercado en la segunda parte del 2016. Lo de la primer semana que vimos creemos que fue una muestra de lo que veremos como saldo del 2016, monedas emergentes débiles, bolsas en caída y commodities también en caída, lo que está en discusión es si la tormenta financiera ya empezó, o se posterga con un veranito engañoso antes que nuevamente regrese un período deflacionario generalizado de bolsa, monedas y commodities en el año Fibonacci de 2016. Veremos.

 

Sobre el Autor

Es el precursor de Análisis Técnico en Argentina y Latinoamérica. Director de Ruarte’s Reports. Analista de mercados financieros latinoamericanos e internacionales desde 1985. Twitter: Roberto A. Ruarte Facebook: Roberto A. Ruarte

Related Posts

2 Respuestas
  1. carlos

    Buenos dias o noches, he llegado a la misma conclusion pero por otro camino y buscando informacion, apenas llevo 2 meses en esto de la bolsa he llegado a tu pagina. Solo añadiria la crisis de las petroleras que traira de cabeza a los bancos y creo que el oro y la plata nos intentan decir algo. Que opinas de la inversion en oro y plata. Un saludo.

  2. ignacio

    Que digo ?pienso que las caidas seran a partir de agosto,despues de la fiesta de BRASIL,juegos olimpicos